fbpx

Alimentación consciente: Trucos para comer mejor

Muchas veces, comes de manera saludable y sin embargo no consigues perder peso. Si esto te ha ocurrido es que tienes que practicar la alimentación consciente. Es decir, una serie de trucos que te ayudarán a comer mejor. Hoy te los mostramos.

Hay una gran cantidad de estudios científicos que apoyan  que comer rápido, no masticar bien y no prestar atención a qué y cuánto comes puede provocar que aumentes de peso, aunque comas alimentos saludables.

La alimentación consciente, necesita un esfuerzo de concentración para evitar los malos hábitos a los que estamos acostumbrados. Pero si estás dispuesta a realizar el esfuerzo, cada vez te resultará más fácil. Además aprenderás a disfrutar más de tu comida y a comer menos.

Lógicamente hay trucos que te resultarán más sencillos que otros. Por tanto debes elegir de todos estos los que mejor se adapten a tus hábitos y a tu estilo de vida.

Alimentación consciente: trucos para comer mejor

A continuación te presentamos los trucos de la alimentación consciente. Prueba, tienes todo por ganar.

1.- Mastica 25 veces

Masticar es la forma más simple y efectiva de desarrollar la alimentación consciente. Está comprobado que masticar más, te ayuda a comer menos.

Es recomendable masticar aproximadamente unas 25 veces cada bocado. Si piensas que cada vez que te sientes a la mesa no te vas a acordar de este truco, utiliza postit para recordártelo o ponte un aviso en el móvil.

2.- Utiliza tu mano no dominante

Una buena forma de poner especial atención en lo que estás haciendo es hacer las cosas más difíciles. Un buen truco es comer con la mano no dominante. Para el 90% de la población, la mano no dominante, es la mano izquierda.

Si piensas que va a ser muy duro hacer todas tus comidas con la mano no dominante prueba a empezar con el desayuno o con los tentempiés de media mañana o de media tarde.

3.- Prueba a comer todo con palillos durante una semana

Utilizar los palillos durante una semana en todas las comidas te puede ayudar a ser más consciente de lo que comes.

Una compañía tecnológica local le pidió a muchos de sus empleados que durante una semana utilizaran exclusivamente palillos para comer como un ejercicio de atención plena. Aunque la pérdida de peso no era el objetivo, todos los que participaron en la prueba perdieron peso y algunos incluso hicieron cambios radicales en su vida como resultado del proyecto.

4.- Coloque los cubiertos entre cada bocado

Colocar los cubiertos entre cada bocado es un excelente complemento con la masticación del punto 1. Al dejar los cubiertos, te concentras más en la masticación. Además contribuye a disminuir la velocidad de ingestión y a saborear más la comida.

5.- El primer bocado siempre con los ojos cerrados

Tomar el primer bocado con los ojos cerrados, tomando nuestro tiempo y saboreando los alimentos nos ayudará a desarrollar una alimentación consciente. Concéntrate en todos los sabores que tienes en la boca, como interactúan entre ellos, los olores, las texturas,… Este acto te ayudará a apreciar más la comida y a comer más despacio.

6.- Trata de identificar cada ingrediente en tu comida

Debes probar e identificar todos los ingredientes en tu comida, esto te ayudará centrarte en este monto y a comer más conscientemente. Este punto es especialmente recomendable cuando comes fuera de casa o cuando no eres la persona que ha preparado la comida. Además si te gusta la cocina, esto te ayudará a ser más creativo a la hora de cocinar.

7.- Pon la comida en un plato

Aunque resulte obvio, es recomendable poner todos los alimentos en un plato, incluidos aperitivos, postres, etc. De esta forma podrás ser consciente de qué y cuánto vas a comer.

8.- Siéntate en una mesa

Oblígate a comer sentada, esto te ayudará a prestar atención a los alimentos y a tus hábitos alimenticios.

9.- Come en silencio

El silencio ayuda a la concentración, incluso a la hora de comer. Apaga tu teléfono, el televisor, todo lo que pueda interferir en el momento de tu comida. Cualquier sensación que experimentes que no sea el gusto y el olfato mientras comes, puede distraerte de realizar una alimentación consciente.

Si no puedes o no quieres mantenerte toda la comida en silencio, prueba a realizarlo durante los 3-5 primeros minutos, verás como te ayuda.

Por otro lado si crees que tus hábitos de alimentación no son los adecuados o necesitas ayuda profesional, visita nuestra Unidad de Nutrición, donde los mejores profesionales están a tu servicio.

 



Abrir chat
Bienvenido. ¿En qué podemos ayudarte?
Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On Youtube